Prevenir la congelación de tuberías en invierno

winter-586948_640

Todavía quedan unos meses, pero es conveniente ir preparando las instalaciones de nuestro hogar para el invierno. Prevenir la congelación de tuberías puede ahorrarte un sinfín de problemas y un desembolso importante. A continuación repasamos algunos consejos para que no tengas problemas con las tuberías de tu domicilio este invierno.

  • El primer paso es revisar las condiciones del tramo de acometida. Localizarlo es muy sencillo y basta con comprobar que todos los elementos se encuentran en buen estado. Contadores, grifos y llaves están a veces a la intemperie por lo que deben ser revisados cada cierto tiempo. Si no quieres tener ningún problema puedes aislar estos elementos con aislante térmico. A parte delas bajas temperaturas los golpes pueden dañar este tipo de instalación, así que protégelos.
  • Si en tu zona las heladas son prolongadas es recomendable dejar correr un hilo de agua continuo. El agua corriente favorece que la tubería no se congele ya que no contiene agua estancada en su interior. El agua congelada se expande y se corre el riesgo de que rompa la tubería desde el interior.
  • Si quieres asegurarte totalmente de no sufrir congelación en tus tuberías lo mejor es adquirir válvulas especiales. Las válvulas con termostato dejan pasar agua cuando detectan temperaturas bajo cero. La instalación de este tipo de dispositivos es muy fácil y rápida, sin embargo se recomienda consultar a un instalador profesional.
  • Las viviendas deshabitadas deben prepararse de manera especial. Cuando una casa no está habitada no se genera agua corriente, por lo que el agua queda estancada en el interior de las tuberías durante mucho tiempo. Cualquiera de los métodos anteriores debería servir para evitar la congelación, sin embargo además es necesario vigilar de vez en cuando el estado delas tuberías si nuestra vivienda permanece deshabitada.
  • Si finalmente las tuberías sufren una congelación durante el invierno el primer paso es aplicar agua caliente sobre la tubería averiada, muchas veces el hielo aún no está totalmente solidificado y basta con mojarlo con agua a alta temperatura. Nunca se debe aplicar fuego directo a la tubería, el perjuicio que se pueda causar puede ser mucho mayor que el de la congelación. Finalmente, si el problema persiste lo mejor es consultar a un instalador profesional que aplique las técnicas necesarias para descongelar la tubería.

Estos son algunos consejos para evitar y solucionar la congelación de las tuberías, si tienes alguna duda puedes dejarnos un comentario en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *